Destrucción a nuestra especie

Naturaleza humana.

Causas mentales:

1) Trastornos de la personalidad

El reconocido psicoanalista Sigmund Freud mencionó en una entrevista con George Sylvester Viereck que el deseo de muerte y el deseo de vida hacen un duelo interno dentro de los humanos, y que este deseo puede estar camuflado por varios rodeos, sin embargo el objetivo de la vida es su propia extinción (Viereck, 1957). En una de sus obras, Más allá del poder y otras obras, Freud menciona cómo el ser humano hace un duelo al sentir las pulsiones de la muerte y cómo estas se dirigen al interior y tienden a la autodestrucción y secundariamente, éstas se dirigen al exterior manifestándose de forma destructiva o agresiva y según Reckhardt las primeras derivaciones de la pulsión de muerte se manifiesta por la indiferencia y la destrucción.
Una forma en que varios expertos han relacionado autodestrucción, es el suicidio. Estudios han demostrado que no necesariamente una persona es suicida si tiene pensamientos de cometer este acto, sino que puede tener esta tendencia al suicidio inconscientemente, tal es el caso de ‘sacrificarse’ o bien que el sujeto puede negarse a lo dañino de sus acciones, lo cual se compara a lo que explica Litman “la diferencia entre comportamiento autodestructivo directo e indirecto es la meta consciente de la conducta. Si la meta principal es dañarse a sí mismo, el término conducta autodestructiva es correcto y el suicidio es su forma extrema. En el comportamiento autodestructivo indirecto el dañarse a sí mismo no es la meta principal, sino un efecto indeseado e incluye errores relativamente insignificantes, auto-castigo y pequeños riesgos que sumados aumentan la posibilidad de lesiones serias y la muerte. De esta manera, comienza a fallar la prueba de realidad y se activan esquemas de acción narcisistas.” Este autor da otro punto importante: el narcisismo.
El narcisismo puede definirse como una “persona muy satisfecha de sí misma y exageradamente preocupada de su apariencia exterior” , pero según estudios psicológicos, el narcisismo es un trastorno de la personalidad que aparece generalmente en la edad adulta; este puede diagnosticarse cuando el sujeto o el paciente muestra ‘aires de grandeza’, intenta ser siempre el centro de atención y considera que su autoestima está mucho más allá del bien y del mal, por lo tanto la persona narcisista tiene la tendencia a causar daños a los demás y a sí mismo en el consumo de drogas y/o alcohol. Sin embargo este trastorno también se ha relacionado con el masoquismo , que si bien es una tendencia de ciertas personalidades, explica en sí otra causa de la tendencia autodestructiva del ser humano, ya que autodestrucción no debe limitarse únicamente al suicidio.
Otro célebre psicoanalista, Wilhem Reich, tenía una teoría al respecto en una de sus obras bajo el nombre de ‘masoquismo social’ describe: “Rasgos típicos del carácter masoquista son los siguientes: subjetivamente, una sensación crónica de sufrimiento, que aparece objetivamente como una tendencia a lamentarse, tendencias crónicas a dañarse a sí mismo y al auto-menosprecio (”masoquismo moral”) y una compulsión a torturar a los demás, que hace sufrir al paciente no menos que al objeto.” Posteriormente Reich menciona que en los masoquistas se encuentra una tendencia a torturar a otros, así como una tendencia crónica a menospreciarse.
Una de las enfermedades mentales más reconocidas y cuyos síntomas se ha encontrado en grandes líderes, como por ejemplo Adolfo Hitler, es la psicopatía, la cual se define como “Trastorno de la personalidad que se manifiesta principalmente por comportamientos antisociales sin culpabilidad aparente.”
Este trastorno ha sido la causa de atroces crímenes a lo largo de la historia, y una de las formas en que se muestran los síntomas es a través de la personalidad manipulativa que ejerce sobre aquellos a su alrededor, otro claro signo de psicopatía es el maltrato a los animales en la infancia, es decir, que el niño o niña que muestra cierta satisfacción al maltrato animal tiene inclinación a ser psicópata. Sin embargo, un solo psicópata no puede ser el causante de la destrucción a nivel mundial, ¿o sí? En varios líderes mundiales se han detectado síntomas tanto de psicopatía, como de sociópatas, narcisismo, etc. Y según el documental canadiense “The corporation” se compara la mentalidad de las instituciones como psicópatas.
Algunos trastornos mentales pueden ser por:
• Causas orgánicas: ya sea alguna alteración en el cerebro, como un tumor o algún trauma craneoencefálico ocasionado por un golpe o lesión, encefalitis , embolia, por intoxicación de sustancias como el alcohol, abscesos o bien por carencia de alguna vitamina tal como la vitamina B12.
• Causa psicológica: producto de alguna situación traumática que haya sucedido, ya sea en la infancia o en algún momento de la vida adulta.
Los psicópatas también, según el psiquiatra Hervey M. Cleckley en su libro “La máscara de Cordura” se subdividen en dos tipos diferentes, estos son:
• Los psicópatas primarios: son aquellos que no responden al castigo, inhiben sus impulsos antisociales, parecen no experimentar ningún sentimiento.
• Los psicópatas secundarios: son más propensos a reaccionar frente a situaciones estresantes, son propensos a la culpabilidad y a no poder resistir ante la tentación, y les gusta establecer sus propias reglas aún desde edad temprana.
Sin embargo ambos tipos de psicópatas se subdividen en:
• Los psicópatas descontrolados: son aquellos que aparentan tener ataque de enojo frenético al punto de parecer convulsionar, tienden a tener grandes impulsos sexuales que les conlleva a cometer crímenes como pedofilia, cleptomanía, entre otros.
• Los psicópatas carismáticos: estos se caracterizan por sus gran habilidad para mentir y manipular, sin embargo poseen cierto encanto y carisma y tiene algún talento en el cual son increíblemente buenos y usan dicho talento para manipular a otros a tal punto que den sus vidas o dejen todo.
Según el Dr. Robert Hare , el 1% de la población es psicópata, pero ¿cómo se relaciona la psicopatía con la tendencia destructiva? Como fue mencionado anteriormente, los psicópatas pueden manipular a las personas a tal punto que estos no se detienen ante lo que se considera moralmente correcto, tal fue el caso de Hitler del cual se habló con anterioridad. Jung respondió, ante la pregunta de que si él consideraba a los contemporáneos de Hitler igual de psicópatas que su líder, “(…) él fue capaz de trabajar a todos los que compensaban su complejo de inferioridad con aspiraciones sociales y sueños secretos de poder (…) Logró juntar a un ejército de psicópatas como él pero al mismo tiempo cautivó al inconsciente de las personas normales, que suelen ser ingenuas y se consideran del todo inocentes y justos. La mayor parte de la gente “normal” es ridículamente inconsciente, ingenua y dispuesta a colgarse de cualquier sugestión. En la medida en que una incapacidad de adaptación es una enfermedad, se puede considerar que una nación completa puede estar enferma. Pero esta es psicología de masas normal, un fenómeno de rebaño, como el pánico. Mientras más gente vive amontonada, más estúpido y sugestionable el individuo.”
Cabe destacar que líderes como Adolfo Hitler tenía varios síntomas de trastornos mentales, así lo afirma Carl Gustav Jung , entre ellos destaca la manipulación, ya que al subir al poder se encontraba con un pueblo humillado por la derrota de la primera guerra mundial, por lo tanto se encontraba en estado frágil y fácil de manipular a tal punto que conllevó a uno de los más grandes genocidios en la historia, como afirma el filósofo Alejandro Serrano “él poseía una ambición de poder desmedida y una ambición fanatizada totalmente de lo que era los derechos y los deberes de los seres humanos y una visión étnica racista de la superioridad de la raza aria, (…) eran ideas fijas absolutamente radicales y extremistas en donde la única forma de pensar era llevarlas a la práctica por la fuerza y de lo que se trata es de lo contrario.” Así mismo demostraba insensibilidad hacia las personas que no eran de la raza Aria, en especial a los judíos y gitanos. Otra característica es la incapacidad de sentir culpa, ya que siempre mantuvo su mentalidad de superioridad sobre las demás razas étnicas. Se le puede comparar con Alejandro Magno, quien fue un legendario conquistador, cuyo imperio abarcó gran parte del oriente medio, que desde su infancia soñaba con la grandeza y aún a su corta edad, deseaba la gloria y conquistar, y cabe añadir que si bien había ganado tantas guerras y añadido territorio a su imperio, en raras ocasiones regresaba a estos lugares ya que su búsqueda de grandeza era insaciable.
Tanto el narcisismo como la psicopatía y otros trastornos de la personalidad son responsables de la destrucción a otros seres, ya sea, directa o indirectamente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: